miércoles, 24 de mayo de 2017

FICCIÓN

Esto parece una ficción.

Ya lo he vivido. Nada duele; excepto mi brazo. Me parece que ya he vivido aquí, sí. La verdad es que no lo recordaba y he de aceptar que no es tan malo como lo imaginaba. Parece que he llegado a casa.

Los vecinos son amables y me reciben siempre con una sonrisa. ¡Que lujo, esos son los lujos!.Como una gran familia que se ve pero no se conoce. Ahora tengo un respaldo y despierto con el canto de muchos pajaros, te he soñado todas las noches desde que estamos aquí (3) y me parece extraordinario.Como le he dicho a ella " es a única manera de tenerte a nuestro lado por un momento, por un segundo, por un sueño".

Y todo parece tan ficticio y yo soy tan ficticia.
Todo tan abstracto que cabe en una bolsa, una caja y la vida en su va y ven y de pronto se va y eres polvo y cabes en cualquier lado, y solo por un momento te sitúas en un espacio queriéndolo hacer propio, iluminándolo, imaginando el reflejo de tu vida espacial...

Te extraño tanto. Al final nos hemos quedado los muebles y yo. Las extraño madres. Me he preguntado: ¿Si  no
tuviésemos recuerdos seriamos humanos?, ¿Esa es la condena o el privilegio?.
Privilegio: oler, escuchar, saborear,amar,besar,ver,recordar.

Aquí estamos. Hemos llegado.

No hay comentarios: