jueves, 10 de noviembre de 2016

Mares

La cama rechina, no es la mía. Que envidia. Mi cuerpo te pide a mares. No puedo pensar en ti, es un lujo.No quiero imaginar nada entre nosotros, me gustas y mucho. Eres mi cliché. Posiblemente tengo una epifanía: es seducirte, pero se que no eres fácil y que lo han hecho muchas veces. Por eso el destino incoherente y perfecto me aparta de ti.

El cuerpo adolorido, bofo y cansado me pide una renovación.
El cuerpo abandonado me pide que lo descubran, no cualquier.
El cuerpo cansado me pide que lo amé. Así sera.
La imagen.Nada más.
Mi mente esta contenta,tranquila y serena.

Navegante, ven, descúbreme. No soy la misma de aquella noche.