lunes, 22 de diciembre de 2014

Caviar

Puede que sea cruel,puede que no quiera ni mirarte a los ojos,puede que estas noches sienta un placer inexplicable de no tener pudor ni límites. Los placeres se quejan .

Prontamente me descubrí en una silla tenis la mirada vaga y recorde que no soy nada. Todo pasara a ser lejano e inconcluso recuerdo de un recuerdo, será como el cielo coloreado de rojo y de pronto nublado. Parece que me reflejo sólo en mis pensamientos y aunque se que me recuerdas, se que alguna vez fuí parte de un deseo que te sumergía en la arena... No basta ser seducción. Probablemente ahora se que mi boca esta  sedienta y que su cuerpo es un cerebelo y si he de confesar que  prontamente quiere ir al encuentro de aquellos orificios tan jugosos que posees...

Sólo imagina el placer que es la nada; es él nada. Uno,dos,tres se acabo la espera finalmente puedes ser de nuevo una elocuencia sin dirección.

No hay comentarios: