jueves, 23 de octubre de 2014

Fue el cigarrillo

Este momento es de voces nocturnas, voces del mas allá, una paranoia momentánea que jamas me había sucedido, una tormenta de voces bombardeo mi cabeza, y pensé en huir de ellas, me dio miedo, quise abrir una pagina y escribirlo y no aparecía nada, quizá se ocultaron para no ser escuchadas, para no ser mostradas, mujeres y hombres en mi cabeza, decían ocho mil cosas. como puede el cerebro hacerme esto?, cual es su propósito?.

Me va a estallar la cabeza, esto no me gusta nada.
Se han ido.

No hay comentarios: