lunes, 14 de febrero de 2011

Pecho rojo

Todo se me fue de las manos, hasta las manos creo que las he perdido, te las he dado sin condicion alguna solo con sentir tu sensacion que me eriza las pupilas. He perdido el habla, me da panico escenico hablar con mi soledad callada. No queda ningun pensamiento atorado en mi cuerpo me da asco saber que de pronto no existe ninguna letra dentro de mi cabeza...

Pero... haber, haber, entonces ¿ Que estoy escribiendo?
Me regresa el respiro perdido cuando veo que todo el mundo me esta hablando a traves de estas manos...

Aun asi... Los escritos son los que me regresan a las cuestiones sin que estos tengas signos como estos ( ¿?) me despiertan el cuerpo de saber si en verdad estoy en esto. ¿De verdad te quieres comer el mundo lleno de placeres absurdos?, primera pregunta que me sale de alguna laguna ... ¡No!... no lo se, es tan chistosa esa pregunta, placeres de la vida, tengo placer de un chocolate, placer por dormir,placer por existir y dar gracias a la tierra, placer y mirar al cielo imaginando que algo o alguien aparecera y me iluminara,sera tan rapido...

Tengo un poco de todo porque ahora reconosco el canto de un ave y esta a mi, automatikamente veo su pecho rojo...Es en ese instante cuando encuentro el placer del extasis de la vista y el sonido aquel que me eleva a otra sintonia

En ese instante miro al cielo ...

1 comentario:

kayako saeki dijo...

Es un texto precioso.... A veces aparecen esas pekeñas cosas ke nos dan sentido al placer de existir...

besitos