sábado, 18 de septiembre de 2010

A.4










remembranzas de ayer y hoy presentan:



La era mas feliz en area 4. Unila force. Lo mejor mis amigos!

domingo, 5 de septiembre de 2010

por donde se vea, la verdad se encuentra :)

-La ultima y nos vamos, dijo el joven con mirada reflexiva, mientras tenia a una muchacha tomada de su mano. -De verdad que es la ultima , lo prometo.- exclamo fuertemente por segunda vez, y aun tenia a la muchacha de la mano; ella lo miraba con un gran destello de luz blanca en sus ojos, como cuando se ve a la luna, parecidos, ni parapadeaba, solo miraba al joven que le tomaba de la mano ni apretada, ni ligera, solo ella recuerda que sentia su mano segura, de que ahora si como el prometía era la ultima.

Aun no podría describir el escenario de lo que rodeaba a todo este espectáculo, pues aun es incierto lo que escribiré, no lo se... El perico imitaba los sonidos que hacia una mujer que estaba en su recamara de arriba, ni modo el pobre periquito tenia que hacer eso para que le dieran semillas, a lo que había caído, pero la mujer descorazonada que iba a saber de eso, de igual forma ella lo arremedaba. Que podría hacer aquella niña que del otro lado de la vitrina podía ver de todo, y sin saber la dueña que esa muñequita de porcelana sabia todo, absolutamente todo.

Pero, que hiba a saber esa mujer sorda que solo ve y juzga... si para ella solo esa muñequita llenaba un hueco vacio dentro de su vitrina. Sin embargo aquella mujer seguia esperando del brazo de su hombre que aun prometía que seria la ultima, y ella ahora con los ojos cerrados movía el cuello en cuestión afirmativa, pero a ella de igual forma se le escapaba un detalle de su olor, que el perro que estaba a lado suyo podia oler la verdad y la mentira, la lealtad y dento de todo la melancolia, pero que hiba a saber aquella mujer ingenua que tenia la cara sudando y en la boca un trapo mojado, y aun el hombre le decia - es la ultima, la ultima y nos vamos lejos. Pero dentro de todo esto ocurria algo desastroso y brutal dentro del cerebro del hombre, el corazon no obedecia a la razon, ni la razon al corazon; pero que hiban a saber todos estos personajes de los que he hablado hoy si la que mueve todo este cuento soy yo.

jajajaja