miércoles, 15 de diciembre de 2010

Reviviendo





Se quedo mirando fijamente al mar, se hipnotizo a si misma, sus manos frías pasaron por su

ombligo de donde salia agua salada,no decía nada, ni el mar, ni ella, ya no había diferencia.

De pronto escucho un llanto, supo que era ella quien había salido de la cueva...

No hay comentarios: