jueves, 13 de agosto de 2009

Una nueva faceta


La piel se esta cayendo de mi cuerpo, se que empieza una nueva faceta de mi vida, de mis colores, de mi alegría.


Lo se porque empieza a cambiar mi cuerpo, mi voz y hasta los sueños que se atraviesan por mi mente, por mi cuerpo.


En cada palpitacion en cada despertar y anochecer la luna se ve distinta, la siento con una energía tan fluida, color brillante, sin poder tener un parpadeo con todo lo que su luz me da.


Se que empieza una nueva faceta por el hecho de que me siento estallar de una sensacion fuera de lo natural, aprendizajes nuevos, collares idealizados por un nuevo sentimiento.


Los sonidos perdidos se escuchan con frecuencias altas.


Sin mirara atrás todo empieza a cambiar de forma,tono y visión.


Sin el paso en retroceso, indeciso, el paso se ha fortalezido.


Naciendo de nuevo al sol que veo en estos momentos.

lunes, 3 de agosto de 2009

ILUSIÓN FLUVIAL


Sueño fluvial, con densidad con un cerrar de ojos todo volvió a ser tan natural, tan neutral.


Con una mirada tuya dentro de todo esto cambio sabia que el recorrido tendría que cambiar, dentro de este trayecto dentro de este sueño.

Y así sucedió me sentía con mas calor, con mas pasión aun con mas amor.

Sabrá que todo seria posible en el frió tormentoso después de esa conección entre miradas y nada mas.

Corrí no me quería perder entre el blanco hielo que en mis pies hacían eco, fluía el rio sabia que si me metía todo mi cuerpo se convulsionaria de tanto frió, pero algo me motivo y dentro de todo este sueño apareciste tu, como una visión peculiar y particular.

Me zambullí en el rió, no sentía frió vi la densidad del agua correr entre mis brazos entre mi cara veía como las pequeñas burbujas salían, no había frió.

La mirada de un señor grande con traje me miraba con una delicia tan rica y una sonrisa inaudita.

Nade y nade sabia que quería llegar al final y no regresar mas, seguir en esta agua en la cual me sentía con paz y tranquilidad.


Al fondo veía un puente peatonal y pavimento el rio acababa el hielo se transformaba en una ciudad, ya no podría continuar y en el viaje tuve que retornar a donde todo abría de comenzar.