jueves, 31 de diciembre de 2009

Lunada


Me siento observada en la silla en la cual estoy sentada, todos los hombres andan platicando, el me pide un beso, se lo doy sin gusto alguno, y el me sigue observando...


La noche pasa entre juegos en los cuales no puedo parar de reír, y por momentos no los entiendo y hace que perdamos el juego, mi equipo se ha molestado, pero yo no paro de reír,

el aun me esta observando...



El sueño me llena la cabeza es hora de ir a dormir, el me pide otro beso, se lo doy, el ya no me esta observando, quisiera regresar abajo para observarlo, pero el me abraza como oso me da de su calor, ya no tengo ganas de ir, solo escucho sus voces y sus historias románticas, menos ganas me da de ir. no quiero contar una historia de amor en la cual la única ilusa fui yo en la que no hubo principio ni fin, solo fue una ilusión formada por mi visión en medio de tanta fractalizacion que el me hizo sentir, prefiero dormir.


- Me das un beso

- Te doy los que quieras solo quiero que seas tu a la que se los doy... - respondió

1 comentario:

Jaz3000 dijo...

Romántico y algo amargo, es lo que pude notar. Me gustó así, de todas formas, sobretodo el texto al final.

Que estés muy bien GreenT.