sábado, 31 de enero de 2009

¿ Y la rara ?




Han sido días extraños, me he despegado del teclado, mas no de la pluma ni el papel que esta doblado.


Son días raros porque todo ha pasado simplemente raro.En esta semana me he sentido desesperada en el salón de clases, digo las cosas como las pienso y a veces me callo sin querer dar queja o simplemente me las guardo, y no es porque me de pena gritar, escribirlas o hablarlas, simplemente es que no quiero expresarlas en ese momento.


Me he sentado en el rincón del salón,como un medio en el que creo que existe un letrero imaginario que dice " NO MOLESTAR", y no es que no me guste platicar, ni reír,ni ser una persona antipática,"antipersonas" o con alergia a ellas.Lo hago con el sentido en que se pega la gana de estar SOLA!SOLA!SOLA! en mi lectura y en mi escritura,haciendo dibujitos diversos,o escuchando música,debo decir que la escuela no es grande pero se puede ver mucho, se me imagina un tipo escuela rural,cuando por el amanecer las gotas caen de las hojas,la neblina en días fríos hace que no se vea el patio,o cunado las campanas de la iglesia empiezan a sonar.


He encontrado nuevos compañeros de otros salones por situaciones o cosas similares que unen a un individuo con otro,no son grandes las platicas,pero muy buenos los momentos, o las pocas palabras o sentir juntos un suspiro del viento.


Es por eso que son momentos raros pero buenos,he salido con la amiga que vive a 6 calles,me la paso bien hablamos extendidas horas, y seguir y seguir y seguir, pero la tarde se hace corta en momentos largos, así que con ella m,e la he pasado caminando,comiendo o tomando una cerveza,aclaro esta debes en cuando jajaja.


¡Que momentos , tan buenos ,tan gratos,tan llenos,vacíos,tan raros...


2 comentarios:

kayako saeki dijo...

Esos momentos llenan la vida de kolores...

La soledad puede ser fruto de inspiración, y siempre ke sea buskada es buena. Lo malo sería sentirse sol@ estando rodeada de gente...kuando buskas desesperadamente una mirada komplice.

Besos galáktikos...

Jaz3000 dijo...

Cuando estuve en el colegio y estudiando en la universidad, me pasaba exactamente lo mismo. No sé, yo me sentía cómoda pero con ganas de gritar al mismo tiempo. Terrible. Grandioso. Una dualidad extraña, como tu bien lo has planteado.

Me siento muy identificada con el escrito, espero algún día descifrar el misterio.

Un besooo!

PS: Estas cordialmente invitada a mi entrada numero 100, :D me encantaría tenerte alli, cya!